TRANSPORTE MARÍTIMO


Trabajamos 24 horas al día, donde sea que nos necesite.

Transporte Marítimo Internacional: FCL / LCL

El transporte marítimo internacional es una parte fundamental del comercio global, y dos términos que seguramente encontrarás en este contexto son FCL (Full Container Load) y LCL (Less than Container Load). Ambos métodos tienen sus propias ventajas y desafíos, y elegir entre ellos puede tener un impacto significativo en tus operaciones logísticas y costos. En esta sección, te proporcionaremos información esencial sobre estos dos enfoques de transporte marítimo.
POR QUE ELEGIR EL TRANSPORTE MARÍTIMO:
  • Eficiencia en grandes volúmenes
  • Costos competitivos
  • Sostenibilidad ambiental
  • Accesibilidad global
  • Carga pesada
  • Seguridad y estabilidad

Volumen de Carga:

FCL (Carga de Contenedor Completo): Se utiliza cuando tienes suficiente mercancía para llenar un contenedor completo, ya sea de 20 pies o 40 pies. Esto es ideal para remitentes con grandes volúmenes de carga.

LCL (Carga Menor a Contenedor Completo): Cuando no cuentas con suficiente carga para llenar un contenedor completo, LCL es la opción. Aquí, compartes espacio en un contenedor con otros remitentes, lo que lo hace adecuado para cargas más pequeñas y flexibles.

Costos:

FCL: Tiende a ser más costoso en términos de tarifas de envío por unidad de carga debido a que pagas por el contenedor completo.

LCL: Es más rentable para cargas pequeñas, ya que los costos se comparten entre varios remitentes en un solo contenedor, lo que puede ser económicamente atractivo.

Velocidad y Seguridad:

FCL: Suele ser más rápido y seguro debido a que la carga no se comparte con otros remitentes, lo que reduce el riesgo de daño y pérdida.

LCL: Puede ser más propenso a manipulaciones debido a la combinación de múltiples cargas, pero sigue siendo una opción segura si se maneja adecuadamente.


Flexibilidad:

FCL: Ofrece menos flexibilidad, ya que requiere una cantidad suficiente de carga para llenar un contenedor completo.

LCL: Ofrece mayor flexibilidad a los remitentes con cargas variables, permitiéndoles enviar cantidades más pequeñas de mercancía de manera eficiente.